Vida práctica: Vestirse y desvestirse

Es increíble como desde pequeños les llama la atención el ponerse y quitarse la ropa ellos solos, normalmente les gusta más quitársela jajaja (cuántos hemos vistos a los niños sin zapatos, calcetines y muchas veces incluso sin pantalones correteando por la casa), y es que para ellos el poder moverse de una forma independiente sin pedir ayuda es algo muy gratificante y nos lo demuestran día a día.

Nosotras hemos dejado, una vez más, que nuestros peques aprendan por ellos mismos. Con esta intención les hemos facilitado una cesta con gorros, pantalones, chaquetas, camisetas, chalequillos…. ¡Y un muñeco! por si alguno prefiere vestirle a él mejor. Tenemos pensado, incluirles diversas telas para que su imaginación vuele, ¡seguro que nos sorprenden!.

Por supuesto, nos encanta verles esa cara de felicidad cuando consiguen un modelo distinto al que llevaban de casa, pero como si fuera poco también trabajan la coordinación motriz, la autonomía, coordinación ojo-mano y por supuesto la concentración.

De todas formas, nada se les escapa, y rápidamente asaltan el zapatero para continuar su aprendizaje, pareciendo pequeños gigantes con unas zapatillas que no les estarán bien hasta dentro de muuuuchos años.

 

Anuncios

Vida práctica: La fruta

Siempre nos gusta enseñarle a los pequeños cosas increíbles, que para nosotros son muy normales, pero para ellos, parecen algo mágico. Y en este caso, tocó el momento de los zumos de naranjas 🙂 ¿por qué no conocer el proceso para tomarnos un sabroso y sanísimo zumo de naranjas?

Para ello, aprovechamos una de nuestras salidas a la “Huerta San José” y nos divertimos cogiendo naranjas acompañadas de nuestras amigas las ovejas. Además, no hay que olvidar que los beneficios de la fruta recién recolectada y sin agrotóxicos se potencian al máximo.

 

 

Otro día en casa, mucho más tranquilas después de nuestro activo día en la granja pudimos aprovechar para tocar las naranjas más detenidamente, pudimos oler ese aroma intenso que solo te da la fruta fresca, aprendimos a cortarlas con mucho cuidado y ver que es lo que esconde dentro, para finalmente saborearlas de dos formas distintas, primero en el gajo y posteriormente hecha zumo, mmmmm…….