¡Feliz comienzo de la primavera!

 

Nosotr@s hemos empezado llenos de vitalidad y muchas ganas de aprender sobre el mundo colorido de las flores que nos rodean en esta bonita estación del año. Para empezar, hemos aprendido los nombres de diferentes flores, hemos relacionado las flores reales con las fotografías y por supuesto hemos podido tocarlas y olerlas para acabar intentando adivinar de qué flor se trataba a través del olor.

Si a todo este le añadimos el cuento del jardinero, lo convertimos en una aventura muy divertida y creativa.
Con esta sencilla actividad conseguimos estimular y desarrollar el sentido del olfato. Además, vamos relacionando los olores con la nomenclatura de las flores de manera divertida. Por último, podemos generar en los más pequeños sensaciones agradables con olores placenteros y utilizar las hojas para estimular el tacto y relajarnos haciéndonos cosquillitas los unos a los otros.